Algunos mean “de pie” mientras otros lo hacen con Wifi

REveladora noticia la que ha aparecido estos días en un diario regional. Llama la atención sobre las diefrencias en cuanto a las posibilidades a la hora de tener que hacer uso de un baño público en las ciudades.
Mientras en algunos lugares, hay quien se tiene que ver obligado a pagar una consumición para utlizar los servcios de algún establecimeinto, o "mear" en urinarios de plástico, a la vista de cualquiera, otros -los madrileñ@s- tienen la posibilidad de disfrutar de los aseos automáticos más avanzados: wifi, autolimpieza, música ambiente, cambiapañales, olor agrdable.... sin duda, una cuestión de ofrecer el MEJOR SERVICIO PÚBLICO.
Por cierto, estos aseos, última tecnología...fabricados, instalados y mantenidos por OLPRIM